Escribe el término que buscas y presiona enter para salir pincha en la X

Blog Trackglobe

España tiene mucho camino por recorrer en la venta online

España tiene mucho camino por recorrer en la venta online

Así lo destaca el último Informe Digital en 2018 elaborado por Hootsuite y que estudia las tendencias y el sector online a lo largo del año. De él se extrae que sólo el 1,2% de las ventas del mercado español se realizan a través de internet, una cifra muy por debajo del resto de países europeos y muy distante del 18% liderado por Corea del Sur.

Todo ello pese a que el 85% de la población española está conectada a internet de forma habitual y del 60% que utiliza de forma mensual las redes sociales con una media de más de 100 minutos al día. Estos datos indican que España es uno de los países más conectados al mundo online a escala global, aunque todavía quedan mucho camino por recorrer.

Especialmente en el sector del e-commerce donde el país no llega a la media europea de ventas online, situada en el 2%, y que alcanza hasta el 6% a nivel mundial. Además, estas cifras se prevé que se dupliquen para 2022 si el comercio electrónico sigue la tendencia actual. Una tendencia que España debería explotar para convertirse en más competitiva en el sector online.

El estudio también analiza la prevalencia de los dispositivos utilizados para realizar compras por internet y, aquí, España se vuelve a situar a la cola en la penetración de dispositivos electrónico. El 82% todavía utilizó el ordenador frente a las tabletas y los smartphones, pese a que estos últimos están cobrando cada vez más relevancia en otras partes del mundo e, incluso, suplantando a los ordenadores.

Además, los modelos de entrega también han evolucionado mucho en otros países mientras que en España todavía sigue arraigada la entrega a domicilio. Aunque, en este caso, el estudio afirma que no es tanto un problema de implantación de nuevos modelos si no de la concentración urbana.

Según el estudio, estos bajos datos de venta y consumo online en España estaría ligados a un prejuicio sobre el examen del producto, en especial sobre productos frescos y alimentación, lo que indica que haría falta un cambio de mentalidad a nivel demográfico y de eliminación de barreras para que este sector creciera exponencialmente.

Vía: Marketing directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *